Saltar al contenido

Preguntas frecuentes sobre la hipertensión


¿Qué es la hipertensión?

Si le han diagnosticado recientemente hipertensión (tensión alta), debe tomarlo en serio, pero hay algunas medidas positivas que puede implementar. Es muy probable que la mayoría de la gente tenga tensión alta en algún momento de su vida. De hecho, el 90% de las personas que a los 55 años tienen tensión arterial normal, corren riesgo de tener tensión alta a medida que envejezcan.1 Es importante saber que aunque la tensión alta es bastante común, sigue siendo una enfermedad peligrosa que debe ser controlada de cerca por un médico.1

Volver arriba

¿Qué es la tensión arterial normal?

La tensión arterial normal es menos de 120 (sistólica) sobre 80 (diastólica), que se escribe 120/80.1

Volver arriba

¿Qué produce la tensión alta?

En el 85% al 95% de las personas con tensión alta, la causa es desconocida. En casos poco frecuentes, la tensión alta puede ser provocada por problemas renales, el consumo de alcohol o las píldoras anticonceptivas.1

Volver arriba

¿Cuáles son los factores de riesgo para la tensión alta?

El riesgo de desarrollar tensión alta aumenta a medida que se envejece. Las personas con parientes que sufren de tensión alta tienen más probabilidades de desarrollarla. Los afroamericanos tienen un índice muy alto de tensión alta en comparación con los caucásicos.2

Las personas que normalmente consumen alimentos con alto contenido de sal son más susceptibles a tener tensión alta. Tener sobrepeso también es un factor de riesgo para muchas enfermedades, entre ellas la tensión alta.2

Hay estudios que han demostrado que las personas con una mayor ansiedad, una ira intensa y una expresión reprimida de la ira tienen más riesgo de desarrollar tensión alta.3

Volver arriba

¿Cuáles son los síntomas de la tensión alta?

Las personas con tensión alta por lo general no tienen ningún síntoma, a menos que su tensión arterial sea sumamente alta o hayan tenido tensión alta durante un largo tiempo. En estos casos, se pueden producir daños importantes en los principales órganos, como el corazón, el cerebro, los riñones y los pequeños vasos sanguíneos de los ojos.5 Es importante recordar que, si no se la trata, la tensión alta puede dar lugar a complicaciones graves.5

Volver arriba

¿Cómo se diagnostica la tensión alta?

Durante un examen físico normal, el médico u otro doctor, enfermero, etc. usa un tensiómetro para controlar la tensión arterial. Este dispositivo común debería resultarle familiar: está compuesto por un brazalete que se ajusta alrededor del brazo y que está conectado a una bomba. El brazalete se ajusta alrededor de la parte superior del brazo y luego el médico aprieta la bomba para inflar el brazalete. Luego suelta el aire del brazalete y escucha con un estetoscopio el primer latido que se pueda oír. La tensión en la cual se oye el primer latido se denomina tensión arterial sistólica. La tensión en la cual el médico ya no puede oír el sonido del corazón se denomina tensión arterial diastólica.1

Volver arriba

¿Cuáles son las etapas de la hipertensión?

La pre-hipertensión es una medición de la tensión arterial de 120/80 a 139/89. La hipertensión en etapa 1 se define como 140 a 159 sobre 90 a 99. Una tensión arterial por encima de dichos niveles se considera hipertensión en etapa 2.6

Volver arriba

¿Cuál es la prognosis si me diagnostican hipertensión?

Si la tensión alta está bien controlada, se pueden evitar las complicaciones más graves. Sin embargo, en el caso de las personas con tensión arterial muy alta y no controlada, se pueden producir problemas graves. La cardiopatía isquémica y los accidentes cerebrovasculares son las causas más comunes de muerte entre las personas con tensión alta muy grave.6

Volver arriba

¿Dónde puedo obtener ayuda para la hipertensión?

Es útil tener a alguien en su vida que comprenda su enfermedad y el motivo por el cual tiene que hacer estos cambios de estilo de vida. Asegúrese de compartir sus sentimientos con la gente que ama y de recibir su apoyo. También es recomendable que busque un grupo de apoyo en su área.

La hipertensión puede ser una enfermedad muy grave, pero con la ayuda de su médico puede evitar que le provoque otros problemas de salud, para así poder llevar una vida feliz y saludable.

Volver arriba

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para la hipertensión?

A las personas con tensión alta se les recomienda encarecidamente que cambien su dieta, hagan ejercicio en forma regular, dejen de fumar y en términos generales lleven una vida con menos estrés. Si estos cambios en su estilo de vida no son lo suficientemente eficaces, es posible que su médico le recete un medicamento como BYSTOLIC.

Aunque los medicamentos dan buenos resultados para la mayoría de la gente y pueden ser sumamente útiles en ciertos casos, no todos los medicamentos funcionan para todos. Si siente que está teniendo problemas con sus medicamentos actuales, hable con su médico.

Debe saber que, incluso con medicamentos, elegir un estilo de vida saludable no sólo se recomienda para disminuir la tensión arterial, sino que también puede ayudarlo a mejorar su salud general y hacer que se sienta mejor.

Volver arriba

Haga clic aquí para obtener más información sobre las opciones de tratamiento para la tensión alta.
Haga clic aquí para obtener más información sobre BYSTOLIC.

¿Qué enfermedades están relacionadas con la hipertensión?

La hipertensión es un factor de riesgo en sí mismo para muchas enfermedades más graves. A continuación, se puede encontrar una descripción de estas enfermedades más graves.

BYSTOLIC es un medicamento recetado aprobado para el tratamiento de la hipertensión, pero no está aprobado para tratar ninguna de las siguientes afecciones.

Cardiopatía isquémica (CI). En la CI, se acumulan grasa, placas y coágulos de sangre en las arterias. Esta obstrucción estrecha las arterias y permite que pase menos sangre al corazón. Con el tiempo, esta obstrucción acumulada puede restringir por completo el flujo de sangre al corazón y provocar síndrome coronario agudo (SCA).1,7

Síndrome coronario agudo (SCA). El síndrome coronario agudo incluye la angina de pecho, que es dolor o molestia en el pecho, y el ataque cardiaco (también llamado infarto de miocardio o IM). Este año, aproximadamente 1.2 millones de estadounidenses sufrirán un ataque cardiaco. El ataque cardiaco es la principal causa de muerte en los EE. UU.8,9

Insuficiencia cardiaca (IC). La insuficiencia cardiaca se define como cualquier cambio en la función de bombeo del corazón, junto con síntomas como fatiga, falta de aliento o acumulación de líquidos en el abdomen.1 La insuficiencia cardiaca afecta a unos 5.7 millones de personas en los EE. UU. Y aunque la tensión alta es un factor de riesgo muy común de la insuficiencia cardiaca, la diabetes es también un factor importante, especialmente en las mujeres.10

Accidente cerebrovascular. Un accidente cerebrovascular se produce cuando se revienta de repente un vaso sanguíneo del cerebro, o cuando un coágulo de sangre lo obstruye. Sin el oxígeno del suministro de sangre, las células del cerebro en el área donde se rompió el vaso mueren en pocos minutos.8

Insuficiencia renal (IR). La insuficiencia renal crónica es el deterioro lento de la función renal. Los riñones son órganos que se encuentran en el medio de la espalda, justo debajo de la caja torácica, que filtran los desechos de la corriente sanguínea. Según el Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y del Riñón (NIDDK), las causas más comunes de enfermedad renal (no insuficiencia renal específicamente) son: la diabetes y la tensión alta.8

Volver arriba

Siguiente: Hablar con su médico sobre la hipertensión

Hablar con su médico

La tensión alta suele llamarse “asesino silencioso”.

¿Su tensión arterial es demasiado alta?

Más información

Aprenda más sobre BYSTOLIC

Obtenga más información sobre BYSTOLIC, un betabloqueador para el tratamiento de la hipertensión.

Más información
BYSTOLIC (Nebivolol) Información importante de seguridad
*BYSTOLIC sólo está aprobado para el tratamiento de la hipertensión.

Referencias: 1. Merck Research Laboratories. The Merck Manual of Diagnosis and Therapy. 18.ª ed. Whitehouse Station, NJ. Merck & Co., Inc., 2006. 2. Mayoclinic.com. High blood pressure (hypertension). Risk factors. Disponible en: http://www.mayoclinic.com/health/high-blood-pressure/DS00100/DSECTION=risk-factors. Consultado el 12 de noviembre de 2008. 3. Barsky AK. Psychiatric and behavioral aspects of cardiovascular disease. En: Zipes DP, Libby P, Bonow RO, Braunwald E, eds. Braunwalds Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 7.ª ed. Philadelphia, Pa: WB Saunders; 2005: 2129-2144. 4. Mayoclinic.com. High blood pressure (hypertension) symptoms. Disponible en: http://www.mayoclinic.com/health/high-blood-pressure/DS00100/DSECTION=symptoms. Consultado el 12 de noviembre de 2008. 5. Familydoctor.org. High blood pressure: things you can do to lower yours. Disponible en: http://familydoctor.org/online/famdocen/home/common/heartdisease/risk/092/html. Consultado el 12 de noviembre de 2008. 6. National Institutes of Health. National Heart, Lung, and Blood Institute. The Seventh Report of the Joint National Committee on Prevention, Detection, Evaluation, and Treatment of High Blood Pressure (JNC 7). Mayo 2003. NIH Publication No. 03-5233. 7. Texasheartinstitute.org. Coronary artery disease. Disponible en: http://www.texasheartinstitute.org/HIC/Topics/Cond/Coronaryarterydisease.cfm. Consultado el 12 de noviembre de 2008. 8. American Heart Association. Know the Facts, Get the Stats 2007. Dallas, TX. 2006. Publicación de la AHA N.º 55-1041. 9. WebMD. Acute coronary syndrome topic overview. Disponible en: http://www.webmd.com/heart-disease/tc/acute-coronary-syndrome-topic-overview. Consultado el 12 de noviembre de 2008. 10. American Heart Association. Heart Disease and Stroke Statistics 2008 Update. Dallas, TX. 2008. Publicación de la AHA N.º 55-1049. 11. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (NIDDK). Your kidneys. Disponible en: http://kidney.niddk.nih.gov/kudiseases/pubs/yourkidneys. Consultado el 12 de noviembre de 2008.